Itinerario. Feminismo, Una mirada feminista sobre las vanguardias

Ausencias. Sala 202-204

* selecciona una imagen para ver su descripción
Descargar planos en pdf

Con raras excepciones como Dora Maar, Germaine Dulac o Maruja Mallo, las mujeres artistas están prácticamente ausentes de las narraciones del surrealismo internacional y del arte español de los años veinte. El acceso al canon de la historia del arte y a las colecciones de los grandes museos ha estado tradicionalmente vedado a las aportaciones de unas mujeres que, sin embargo, participaban con intensidad creciente en el debate intelectual y artístico de su época. Como podemos apreciar, el trabajo fotográfico de Maar, históricamente asociado a la documentación del proceso del Guernika, nos descubre la obra de una sólida fotógrafa que representa variadas facetas de la vida y sus protagonistas, su presencia en la vida pública como testigo de la misma, al igual que la cineaste Germaine Dulac. La pintora Maruja Mallo nos muestra su emblemática imagen de la fiesta donde las representaciones femeninas, al contrario que en muchas de las imágenes creadas por los hombres, irrumpen en el plano de la imagen mostrando acción y determinación en el ámbito público, mostrando sin lugar a ningún género de dudas la implicación de las artistas y creadoras en general en el devenir cultural, social y político que les tocó vivir.

La ausencia de estas mujeres en la sala contrasta con la ubicuidad de una imagen femenina sublimada o mitificada, que encontramos en las fotografías de Man Ray y de Brassaï, o en los collages de Benjamín Palencia y Nicolás de Lekuona. Continua la presentación de una construcción de la mujer en singular y la femineidad que descubre fijaciones y pulsiones de dominio sobre el cuerpo femenino por parte de la imaginería masculina que se muestra en la fragmentación u objetualización en el caso de Man Ray, Palencia o Lekuona o en la asociación directa con la disponibilidad sexual de las mujeres, como muestra la representación insistente de prostitutas de Brassaï.

diseño y desarrollo Artefinal Studio